45 años mejorando el maíz panameño

El maíz es uno de los cultivos en los cuales el IDIAP ha trabajado ininterrumpidamente en todo el país desde hace 45 años, debido a esto, la oferta tecnológica para este rubro es bastante amplia y está basada en una fuerte base científica.

Los primeros cultivares liberados por IDIAP, a inicios de la década de los años ochenta, fueron variedades de polinización abierta, y para inicio de los años noventa se liberaron los primeros híbridos para uso del productor nacional.

A partir del año 2006 se retoma la evaluación de variedades sintéticas, con tolerancia a estrés hídrico y alto potencial de rendimiento. Estos cultivares son demandados principalmente por los productores de agricultura familiar y de chuzo con tecnología.

Los genotipos liberados han sido maíces de grano amarillo, con endospermo normal y de floración intermedia. Hasta la fecha se han liberado cuatro variedades con estas características, siendo el IDIAP-MV-1816, la última liberada en diciembre del año pasado.

Desde finales de los años noventa se han evaluado maíces de alto valor nutritivo, de alta calidad proteica (QPM), y los de alto contenido en betacaroteno (ProA). Hasta la fecha ya se han liberado siete genotipos con este tipo de grano mejorado, que buscan contribuir a reducir el hambre oculta en los lugares de alta pobreza y deficiencia nutricional; el próximo año se liberará la nueva variedad QPM, IDIAP-MQ-18.

En la actualidad todas las variedades mejoradas que se siembran en el país, son producto de la investigación realizada en el IDIAP. De acuerdo a cifras del Comité Nacional de Semillas, en los últimos diez años, se ha producido unas 1,494 y 40 toneladas de semilla de variedades de grano normal y de alto valor nutritivo, lo que equivale a la siembra de 98,710 y 2,624 hectáreas del cultivo de maíz en Panamá.

Contacto: Daysi Centella – dcentellach@gmail.com

0 Me gustas
451 Vistas

También te puede gustar

Los comentarios están cerrados.