Resaltan la importancia del uso de semillas certificadas

Karina Santiago, 21oct19. Luego de la reciente liberación de dos variedades de arroz (IDIAP FL 069-18, IDIAP FL 148-18), por parte del Instituto de Investigación Agropecuaria de Panamá (IDIAP), productores de semilla de este rubro han manifestado sentirse animados a multiplicar estas variedades para hacerlas llegar a todos los productores de arroz comercial del país.

Uno de ellos es el productor Edwin Araúz, quien hace un llamado a los productores comerciales para que siembren semillas certificadas, que han pasado por pruebas de más de 10 años que llevan un resultado ampliamente comprobado.

Actualmente, cerca del 70% del arroz que se produce, corresponde a variedades del IDIAP, el otro porcentaje corresponde a semilla extranjera y a semilla de tambucho. En este sentido Araúz, destaca que hay que prestar la debida atención a los materiales que están entrando desde afuera porque no se sostienen con el tiempo y con la crisis que se está viviendo en cuanto al clima y las importaciones, necesitamos producciones estables para soportar estas dificultades.

“En el momento que nosotros estemos conscientes de los riesgos que significa sembrar una semilla no certificada, entonces es que vamos a saber la importancia de las instituciones de investigación en el país”, señaló el productor.

El Ing. Ladislao Guerra, encargado del programa de multiplicación de semillas del IDIAP, dijo hay que tener en cuenta algunos aspectos, entre ellos, que con la siembra de semilla certificada de arroz, se garantiza una germinación superior al 90%, son materiales con tolerancia a las principales plagas y enfermedades que afectan al cultivo, se evita la introducción de malezas, y se puede alcanzar rendimientos superiores a los 120 quintales por hectárea, utilizando las tecnologías aplicables a cada variedad.

Desde la siembra vemos la diferencia, con 2 a 2.5 quintales de semilla certificada sembramos una hectárea, mientras que con semilla de tambucho requerimos de 3 a 3.5 quintales para sembrar igual cantidad de terreno.

Debemos salvaguardar nuestra producción nacional, y una de las formas, es utilizando semillas certificadas de IDIAP.

0 Me gustas
108 Vistas

También te puede gustar

Los comentarios están cerrados.