El Pifá en Bocas del Toro, investigación y seguimiento

El Instituto de Investigación Agropecuaria de Panamá,(IDIAP) está desarrollando en Bocas del Toro, una serie de actividades tendientes a la investigación y caracterización del Pifá y los diferentes ecotipos, haciendo énfasis en los sistemas de producción propios de los grupos indígenas Teribes, Ngäbes y agricultores afroantillanos que reciben capacitación sobre la mejor forma de comercialización en la región y cómo mercadear sus productos en otras provincias.

La inclusión de estos elementos y su ejecución en los procesos de transformación agrícola, significa una revisión de las formas de acción y la adopción de nuevas prácticas en la investigación, esto permitió rediseñar las formas de cultivo; orientadas a la evaluación de diferentes sustratos en la germinación de las semillas, lo que finalmente se logró usando arena de río, tierra y aserrín.

El Pifá (Bactris gasipaes) es una palma perteneciente a la familia de las ARARÁCEAS y puede alcanzar hasta 20 metros de altitud, los frutos se producen 4 o 5 años después de la siembra y puede durar hasta “25 años produciendo”. La palma puede tener o no tener espinas, concepto que se ha estado evaluando en los laboratorios.

En el área de Bocas del Toro, el Pixbae o Piba se cultiva asociado con cacao, árboles frutales, maderables y plátano. Además del fruto, drupas pulposas de forma ovoide y diferentes tamaños, también son comestibles las flores, el endospermo de la semilla y el cogollo (palmito) que tiene 5% de proteínas y es utilizado en conservas.

Esta palma es usada para el piso y el techo de las viviendas y las espinas se usan en los arpones para pescar. La semilla del Pifä, recibe el nombre de coquito, la misma se muele y se transforma en harina para alimento del ganado, puercos y gallinas. Para la identificación de los ecotipos, se han agrupado tomando en consideración la coloración de la cáscara y a la presencia o ausencia de rayas, según el MSc.en Agricultura Ecológica, Claudio Córdoba, quien ha estado a cargo del Proyecto: Investigación-Innovación del cultivo de Pifá en los sistemas de producción de la agricultura familiar del Trópico Húmedo.

Análisis realizados al Pifá en el Laboratorio de Bromatología del IDIAP, en Gualaca, Chiriqui, han encontrado y diferenciado los contenidos nutricionales a saber: Proteína 11.8%, Nitrógeno 1.88%, Agua 52.2%, Grasa 4.6%, Carbohidratos 37.6 gr, Vitamina A 73000 mg,Cenizas 2.29%,Tiamina 0.04mg, Calcio 0.38%, Fósforo 0.33%, Magnesio 0.20%, Zinc 5.56ppm, Hierro 14.42 ppm y Manganeso 2.44ppm.

Como parte de la estrategia investigativa y luego del estudio de los componentes nutricionales del fruto, se hizo un pormenorizado registro de las enfermedades que atacan este cultivo; para proceder a la producción de guías técnicas a fin de que productores de otras áreas puedan tener acceso a esta información. El Metamasius hemipterus y el Rhynchophorus palmarum comunmente conocidos como PICUDOS, es la plaga que ataca las palmas; y les produce una marchitez generalizada y decoloración de las hojas de abajo hacia arriba y un acentuado deshilachado en los tallos. Para su control se está recomendando el uso feromonas como alternativa de bajo costo.

La identificación de estas plagas les ha permitido a los agricultores un mejor control de las “Cabezas de Pifá”, pues las recomendaciones de los técnicos del IDIAP y el uso de mecanismos de concertación y participación, hacen posible que los resultados de las investigaciones fluyan con mayor precisión hacia los agricultores, que aplican las sugerencias en sus respectivos lugares de producción y esta innovación en el arte de sembrar, mantener y cosechar representa una orientación sistemática y participativa, dirigida también a los ecosistemas del agro nacional y sus procesos de cultivo. La identificación de las variedades de alta calidad nutricional y que se han adaptado a las necesidades de los agricultores, fue posible mediante el estudio de suelos, a la variabilidad en los sistemas de irrigación y el complemento con otras especies arbustivas hizo posible la rotación de cultivos y el adecuado uso de abonos, así se han evitado pérdidas en la cosecha.

8 Me gustas
14282 Vistas

También te puede gustar

Los comentarios están cerrados.