IDIAP dispone de Tecnologías de alimentación para afrontar la época seca

El Instituto de Investigación Agropecuaria de Panamá (IDIAP) dispone de tecnologías de alimentación prácticas para afrontar la época seca y son aquellas que se producen directamente en las fincas.

Año tras año vemos que la ganadería panameña es golpeada durante la época seca por los embates de la naturaleza, sin embargo, hay prácticas que puede realizar el productor de forma planificada para garantizar esos alimentos que tanto necesita el ganado durante los tres meses que minimizan las lluvias, específicamente en la provincia de Chiriquí.

imagen_2

Ingeniero Luis Hertentains compartiendo sus conocimientos con productores de la región.

La utilización de pastos de corte, caña de azúcar, maíz y sorgo forrajero son esos materiales que planificados pueden mantener nuestro hato durante la época seca, informa el Ing. Luis Hertentains, especialista en pasturas del IDIAP.

Se puede decir que el pasto de corte es la más económica de las prácticas que puede realizar el productor, ya que estos son perennes. Como estrategia de manejo se recomienda cosechar durante todo el año y ensilar, y como es utilizado cada 45 días permite utilizarlo hasta ya establecida la época seca y una vez se agote fresco utilizar el ensilado.

Dentro de los pastos de corte disponibles están King grass, Maralfalfa, Taiwan, Elefante, Cultivar 22, este último recomendado por el IDIAP por su calidad y fácil manejo.

Aporta el Ing. Hertentains que una hectárea de pasto de corte rinde al año como 60 toneladas de forraje seco por / año y de 10 a 12 toneladas por corte cada 45 a 60 días.

Recomienda el investigador que otro cultivo que debe establecer el productor es la caña de azúcar, que produce entre 80 y 120 toneladas de forraje por hectárea. Estudios realizados por el IDIAP señalan que con una hectárea de caña de azúcar se alimenta 50 animales durante 3 meses, que es el tiempo aproximado que dura la época seca.

La ventaja que ofrece la caña de azúcar es que durante la época de verano es cuando se da la mayor concentración de azúcares y se mantiene verde y suculenta durante este tiempo. Este insumo puede ofrecerse solo al animal pero preferiblemente se debe enriquecer con alguna fuente de proteína como la urea.

También se pueden hacer otras prácticas para almacenar la caña y mejorar su calidad como la saccharina, la caña hidrolizada, ensilaje de caña.

Otros cultivos comúnmente utilizados para la suplementación durante la época seca son el maíz y el sorgo; un poco mas costosos a los anteriores, sin embargo su palatabilidad y nivel nutricional es superior a la caña y al pasto de corte.

En orden de calidad está el maíz para ensilaje y le sigue el sorgo el cual aporta un 80% de la calidad que tiene un maíz utilizado para ensilaje.

Las variedades de maíz mayormente utilizadas para ensilaje son Santa Marta y Guararé por su alta producción de forraje y excelente calidad. Una hectárea de maíz puede estar rindiendo de 30 a 35 toneladas de forraje y éste debe ser aprovechado según la variedad entre los 75 y 85 días después de la siembra cuando es para ensilaje.

El sorgo forrajero es otra alternativa para ser producida en la finca, existen diferentes variedades importadas los cuales nos pueden estar dando entre 3 a 4 cortes, el primero a los 50 días y luego cortes sucesivos cada 45 días.

En la finca el productor puede elaborar suplementos alimenticios como sal proteinada, sal urea, que siempre van a resultar más económicos que los adquiridos en el comercio.

Actualmente el IDIAP investiga en la soya como fuente forrajera de alto valor nutricional para ser utilizada como complemento en las dietas de ganado lechero. Resultados preliminares señalan que la variedad Candeja es la más promisoria para la producción de forraje.

1 Me gustas
6459 Vistas

También te puede gustar

Los comentarios están cerrados.