Productores  de Agricultura Familiar trabajan con semilla de arroz  IDIAP GAB-11

“Desarrollar capacidades, involucrar al productor a utilizar variedades biofortificadas, de IDIAP y las tecnologías que estas variedades conllevan, como tratamiento de semilla, fertilización el manejo post cosecha, la selección y multiplicación de estos materiales”, constituyeron prácticas de cultivo que el productor desarrolló en toda su etapa fenológica a través de escuelas de campo (ECAS).

El IDIAP, en conjunto con el MIDA y 25 productores en un día de campo observaron una parcela de arroz con alto rendimiento y buen estado fitosanitario, como producto final.

Los cultivos trabajados fueron variedades biofortificadas como IDIAP Gab 11 y la variedad criolla Santa Cruz, con la intención que los productores se involucren con las tecnologías nuevas de estas semillas y sus propiedades nutricionales sin que el productor desestime las semillas criollas en sus campos de producción.

El IDIAP, desde el 2007 viene trabajando con la liberación de variedades biofortificadas, cuyo componente principal es llegar a las áreas de baja producción e índices de pobreza considerables para que conozcan y siembren los cultivos biofortificados para su consumo y compare los cambios positivos y negativos en la etapa de manejo agronómico de semillas de IDIAP con las semillas criollas.

En la provincia de Veraguas los especialistas de IDIAP han trabajado con grupos de productores logrando la aceptación de los arroces y maíz biofortificado de acuerdo a las tecnologías que demandan según los sistemas de producción. La variedad IDIAP GAB 11 y los maíces QPM con mejor calidad de proteínas, se ha sembrado en comunidades tales como: Rincón Largo, Trinchera, Guarumal y Alto Tobálico, en esta ocasión se espera que en Río de Jesús las experiencias favorezcan la producción de materiales nuevos en la zona.

Los productores de Río de Jesús, han adquirido experiencias significativas en este proyecto apropiado para las zonas agrícolas que además, se dedica a la producción ganadera, a raíces y tubérculos como ñame, otoe y yuca y que continúen aportando a otros productores los nuevos conocimientos que estas variedades con mayor contenido de hierro, favorable a la nutrición de niños y adultos ofrezca otra alternativa al problema de la inseguridad alimentaria y las deficiencias nutricionales en el país.

Autoridades y extensionistas del MIDA, especialistas de IDIAP, en estos cultivos, han colaborado estrechamente en las actividades de difusión vinculadas al Proyecto Sistemas de Innovación Agropecuaria, que se lleva a cabo en provincias centrales.

1 Me gustas
1992 Vistas

También te puede gustar

Los comentarios están cerrados.