IDIAP preserva plantas medicinales de la Comarca Ngäbe-Buglé

Como parte de las actividades de investigación e innovación de los sistemas de producción y las experiencias de aprendizaje realizadas por funcionarios institucionales, se lleva a cabo una descripción botánica y las propiedades curativas de una serie de plantas utilizadas en la medicina tradicional Ngäbe-Buglé.

Los avances en la colecta, identificación, multiplicación, descripción botánica y taxonomía fue posible realizarla con el apoyo y orientación de los médicos tradicionales que mantienen una Asociación de Agentes de Salud Tradicional y Natural de la comarca (ASASTRAN).

La colecta de plantas medicinales se realizó en tres regiones comarcales; Ño Kribo, Nedrini y Kadriri, logrando recoger 191 especies medicinales que fueron clasificadas según su localización, fecha de la colecta, número de muestra y actualmente forman parte de un vivero en el Sub centro del IDIAP, en San Félix, allí fueron aclimatadas y multiplicadas por los especialistas, combinando el conocimiento académico y el tradicional como base para la innovación tecnológica de los sistemas de producción que incorporarán su cultivo y conservación. Las plantas medicinales, plenamente identificadas por su nombre común y en base a sus características morfológicas, han permitido la clasificación de 15 familias.

Todas estas actividades son el resultado del Convenio del IDIAP con el PNB-FIS-FIDA-580 PA que permite la colaboración técnica, investigación y capacitación con la Asociación de agentes de salud tradicional y natural para la identificación, multiplicación y conservación de las plantas de uso terapéutico y medicinal en la Comarca Ngäbe-Buglé. Este proyecto es liderizado por el Ing. Luis Torres, quien está a cargo del herbario y que al respecto asegura que: “las plantas medicinales se incorporarán en los sistemas pilotos de producción que responden al método tradicional, convencional y agroecológico.” De acuerdo a la metodología se podrán evaluar prácticas culturales como la siembra, distancia entre plantas, asociaciones, el tipo de fertilización orgánica, manejo de plagas y manejo post-cosecha para identificar los indicadores de desempeño de los sistemas productivos. El propósito es evaluar su potencial para el cultivo, calculando la factibilidad económica de este componente y sobre todo, cuantificar el impacto de las condiciones del cultivo, propias del sistema en las especies seleccionadas. Este seguimiento incluye la capacitación a los extensionistas del Sistema Comarcal de Asistencia Técnica, de los técnicos al servicio de ASASTRAN y de los productores en la aclimatación de plántulas, multiplicación, manejo agronómico y el tratamiento de las plantas medicinales para su recuperación, conservación y uso, de forma tal que este proyecto beneficie a las comunidades que integran las provincias de Bocas del Toro, Chiriquí y Veraguas.

6 Me gustas
3420 Vistas

También te puede gustar

Los comentarios están cerrados.