La Paulownia y su rentabilidad ante el cambio climático

Actualmente la madera es un bien escaso con una demanda creciente que requiere mayores controles para evitar una crisis como producto de la tala indiscriminada y la no reforestación. Sin embargo, la industria de la madera necesita cada día más el aprovisionamiento de especies de buena calidad para la fabricación de muebles, estructuras, instrumentos musicales, acabados de aviones, mobiliario de jardines, etc. y he aquí que la madera de la Paulownia es muy ligera y resistente, presentando un secado rápido, no se deforma con facilidad, siendo muy maleable y presenta excelentes cualidades como aislante.
Su principal valor industrial y comercial radica en su rápido crecimiento, mucho mayor que el alcanzado por otras especies, hecho que lo hace muy productiva y rentable. Entre otros beneficios destaca la excelente calidad de su madera, su idoneidad para recuperar, controlar y estabilizar la erosión de los suelos debido a su profundo sistema radicular, su considerable capacidad de producción de biomasa y capacidad de fijación de CO2, el aprovechamiento del follaje para el ganado y sobre todo su uso para reforestaciones en terrenos agrarios abandonados y/o degradados como consecuencia de la venta de parcelas, esto representa un escenario ideal para comenzar a realizar plantaciones agroforestales de crecimiento rápido con Paulownia sp. Investigadores del IDIAP, han realizado estudios con esta especie, obteniendo muy buenos resultados y su uso se está diversificando a nivel nacional, lo cual redundará en positivos resultados para todas las comunidades que se verán beneficiadas con su uso.
Ello como consecuencia de su adaptabilidad a todo tipo de suelos, prefiriendo los bien drenados y poco arcillosos, con un ph entre 5.5 y 8. Su porte es recto y con pocos nudos, tras el corte se regenera de forma vigorosa hasta 7 veces. Es una especie caducifolia con una copa ancha y ramas de crecimiento horizontal con hojas de gran tamaño, color verde oscuro, con formas ovaladas y acorazonadas. Una de las principales características de la Paulownia sp. es su extraordinaria resistencia a plagas y enfermedades; y su capacidad para no modificar su entorno al no afectar a otras especies con las que convive. El riego es importante en los primeros 21 días tras la plantación para favorecer el enraizamiento, evitando el estrés hídrico, esto se logra mediante el goteo, lo cual permitirá que la planta crezca con un tronco grueso y recto mediante la poda, dejando ramas en los dos tercios superiores, lo que permitirá un desarrollo más vigoroso.

5 Me gustas
5035 Vistas

También te puede gustar

Los comentarios están cerrados.